Casos En La Ciudad

Esta historia es real, ocurrio este año en el mes de Febrero. Contrate los servicios profesionales de un abogado debido a problemas varios.

A este profesional lo conocia desde hace un tiempo largo y que estaba al tanto de toda mi problematica, no desconocia nada de lo que acontecia en mi vida.

La cordialidad mostrada dado que somos vecinos del mismo barrio me hizo dar la confianza para contratar su servicio.

Las citas y entrevistas con el profesional con  la entrega de documentos fueron entregadas en cafeterias. Llore en cafeterias, conte nuevamente mi situacion, las promesas del caso ganado, me lo crei. Lo que es peor, le crei al profesional.

A punto estuve de entregarle el titulo de mi propiedad, para que lo tuviera en custodia, ya que habia ingresos corroborados con su presencia, habiendo hecho un peritaje en mi domicilio dado la confianza y seguridad que este me brindaba, sabiendo el mismo la violaciòn sistematica de ingresos reiterados a mi domicilio de personas sin mi concentimiento, si estuve a punto de entregar en custodia para que nadie me robe mi titulo de propiedad.

Hecho el pago por adelantado y cobrado en mi domicilio transcurrio el mes.

Estamos a mes de Diciembre, perdì mi dinero que no era mio, ya que tuve que sacar un prestamo para pagarle sus honorarios. En pleno oficio de sus servicios y ante la falta de resolucion a mi favor, le hice saber que debia sacar mas prestamos para vivir, las fotos via telefono viajaban a su celular, cuando querìa hablar con el profesional mis llamados no eran respondidos. No hubo ninguna resolucion a mi favor, sino que desde  entonces sigo perdiendo en todo sentido.

El mas importante, la confianza ante un profesional que prometio cuidar mis interes y para eso fue contratado ademas de haber cobrado sus honorarios por adelantado. En la justicia que deberia vigilar al cuerpo colegiado, sino tambien su honorablidad e idoneidad como profesionales, considerando que brindan un servicio a la sociedad entera. 

Ahora aquì dejo bien en claro lo que NO deben hacer para no caer en trampas y en un vacio legal juridico. Para cualquiera que le pueda servir este testimonio, y hoy este caido, impotente y quizas endeudado como jamas se lo imagino.

CUANDO REQUIERA SERVICIOS PROFESIONALES JURIDICOS.

No lo haga en un lugar publico, el profesional tiene oficina o estudio juridico habilitado. 

NO PAGUE POR ADELANTADO. 

Si acuerdan montos por servicios juridicos viables, solicite factura / boleta por su pago. Asì lo dispone la AFIP para todos los que brindan servicios. 

No confie, no permita ninguna clase de peritaje en su domicilio, no entregue su pertenencias como Titulo de Propiedad. 

Recuerde que nunca hay un caso ganado de antemano, cosa o causa ya juzgada.

Ante la duda consulte con otro profesional. 

Recuerde que porque sea su vecino, usted no quedara libre de vivir una pesadilla. 

Finaliza el año 2017 ojala que este testimonio les sirva a quien lea, que yo no sea la juzgada. Ya me han perjudicado y bastante, confie y perdi. Sin embargo apuesto a la vida, sigo creyedo en la buena gente, sigo creyendo en la Justicia Divina, creo en Dios. Creo en mi capacidad, aunque hoy este como la pelotita roja, igual sonrio, aunque me haya metido en deudas, algun dia con mi trabajo honrado no se si me volvere millonaria, pero saldre de esta pesadilla, aunque los hechos impunes, cobardes y premeditados de ciertos humanos no sean tomados en cuenta a la hora de saldar deudas.

Nota: Desde aqui se agradece en nombre de toda la sociedad a todos los profesionales que con idonedad, responsabilidad y compromiso son hechos y derechos con sus clientes, los que saben que no hay un caso ganado de antemano, gracias a los que no se quedan con lo que no les corresponde por haber entendido lo que es la  ética moral y profesional.

Cuento mi experiencia.,

La alegria.

Cafeteria

Tu viejo y tu vieja

En el día en que estemos viejos y ya no seamos los mismos ten paciencia y compréndenos.

Cuando derramemos comida sobre nuestras ropas y olvidemos cosas, como cómo atar un par de zapatos, ten paciencia, recuerda las horas que pasamos enseñándote a hacer las mismas cosas.

Si cuando conversas con nosotros repetimos las mismas palabras y sabes de sobra como terminan, no nos interrumpas y escúchanos! Cuando eras pequeño, para que te durmieras tuvimos que contarte miles de veces el mismo cuento hasta que cerraras los ojitos.

No nos reproches porque que no queramos bañarnos, no nos regañes por ello, recuerda los momentos en que te perseguimos y los mil pretextos que te inventábamos para hacer más agradable tu baño.

Cuando nos veas inútil e ignorante frente todas las cosas tecnológicas que ya no podré entenderte, suplico que me des todo el tiempo que sea necesario, para no lastimarme con tu sonrisa burlona.

Acuérdate de que fuimos nosotros quienes te enseñamos tantas cosas: comer, vestirte, y cómo enfrentarte a la vida tan bien como lo haces, todo ello es producto de nuestro esfuerzo y perseverancia.

Cuando un momento mientras conversamos me llegue a olvidar de lo que estamos hablando danos todo el tiempo que sea necesario hasta que recordemos y si no podemos hacerlo no te impacientes tal vez no era tan importante lo que quería es estar contigo en ese momento.

Si alguna vez ya no quiero comer y tu madre tampoco, no insistas, sé cuanto puedo y cuando no debo también compréndenos que con el tiempo ya no tenemos tantos dientes para morder ni gusto para sentir.

Cuando nuestras piernas fallen por estar cansadas para andar danos tu mano tierna para apoyarnos como lo hicimos o cuando comenzaste a caminar con tus débiles piernitas.

Por último, cuando algún día oigas decir que ya no queremos vivir y solo deseamos morir, no te enfades.

Algún día entenderás que esto no tiene nada que ver con tu cariño o cuanto te amemos.

Trata de comprender que ya no vivimos , sobrevivimos y eso ya no es vivir.

Siempre quisimos lo mejor para ti y hemos preparado los caminos que haz debido recorrer.

Piensa entonces que con ese paso me adelantaré.

Estaremos construyendo para ti, otra ruta en otro tiempo, pero siempre contigo no te sientas triste, enojándote o impotente por verme así.

Danos tu corazón, compréndenos y apóyanos como cuando empezaste a vivir.

De la misma manera como te hemos apoyado en tu sendero, te ruego me acompañes al terminar el mío.

No te sientas triste, enojándote o impotente por verme así

Danos tu amor, paciencia y te devolveremos gratitud y sonrisas con el inmenso amor que te tenemos.

Tu Papá & Mamá.

Con mucho amor para todos los hijos del mundo.

La intrusa

Me fui a acostar, mi cama lucía espléndida y tentadora para un día más de reposo para mi cuerpo, sábanas color rosa bien tendida. Pero un susto enorme me llevé, a un costado muy a gusto estaba doña Soledad, me incomodo su presencia, la increpé le dije “qué hace usted en mi cama sin mi permiso!” Doña Soledad esbozó una sonrisa, yo cansada me repetía mañana la saco y dormida me quede.

Al otro día seguí con mi rutina, hice toda mi labor diaria a las 18 Hs. Aproximadamente me dispuse a tomar un té, sorpresa! En mi sofá muy cómoda reposaba a gusto Doña Dolor, disgustada le pregunté que hacia allí y el por qué de su presencia, me respondió vos me llamaste. Le dije; Señora Dolor no me gustan las invasiones en mi casa debe haber un error, le ruego se retire cuanto antes.

No hubo respuesta. Llegó la noche y de nuevo Doña Soledad descansaba plácidamente en mi cama, muy resuelta y enojada le dije; Señora Soledad retírese de mi cama su presencia no me agrada! Esta ves recibí respuesta, me dijo duerma tranquila mañana seguiremos hablando …el sueño de nuevo me venció.

Visita de la señora Soledad

Por la mañana me fui a dar una ducha, abro la cortina del baño detrás estaba Doña Melancolía. No lucia muy bien, su aspecto daba tristeza así que otro tremendo susto me llevé.

Con voz firme le dije; ¿ Cómo se atreve usted a ingresar a mi casa ? Doña Melancolía habló con voz muy baja y me respondió; es que no tengo casa y aquí hay lugar.

Me duché rápidamente ante su presencia mientras pensaba cómo haré para sacar a todas estas invasiones de mi casa.

Me dispuse a ordenar mi placard y me quedé muda, allí encontré a Doña Tristeza vestida toda de negro, tampoco lucía muy bien, ya cansada y muy enojada le dije ; ¿Cómo se atreve usted a habitar en mi placard, quién le dio permiso? Me respondió como Doña Melancolía, no tengo casa, nadie me quiere y aquí hay lugar.

 

Cerré el placard, me senté a pensar seriamente acerca de las visitas y sus explicaciones acerca de su presencia en mi casa, mientras bebía a sorbos lentamente un té con sabor a menta, cedrón, eucalipto y melón. Recorrí la casa con mi vista todo estaba en orden y como a mi me gusta.

Reflexionando sobre las visitas mientras bebía un té con sabor a menta, cedrón, eucalipto y melón

Me aseguré de la correcta apertura y cierre de puertas y ventanas, todo estaba bien, no había indicio de irregularidad, me puse a pensar tal vez algún día de descuido dejé alguna ventana abierta, al instante me dije imposible! Hay casas mas abajo…

Decidí salir a caminar, en las calles las hojas de los árboles van cambiando su color, el viento sopla suavemente, la Madre Naturaleza va anunciando la llegada de Primavera. Adoro esta estación, intento distraerme no lo consigo en mi cabeza rondan las invasiones no invitadas de ellas las Intrusas.

De repente sentí Angustia, para mi sorpresa otra invasión se hizo presente en mi ser. Entonces me pregunté a mi misma ¿qué te sucede, qué te agobia el corazón? Me abalancé sobre un banco color verde, cosa extraña frente a mi me esperaba un banco solo para mi. Me senté, levanté mi vista hacia el cielo, por mis mejillas rodaban lágrimas, me las sequé rápidamente, intente distraer mi vista la enfoqué sobre el vuelo de los pájaros; dije en voz alta ¡Quisiera volar ! Me pregunté dónde iría ??? Rápida respuesta encontré a mi pregunta.

La angustia se hizo presente en mi ser

Volaría como las aves bajo el cielo celeste con viento suave y el brillo dorado del sol, a un lugar del Universo dónde no existan las/los Intrusos, Doña Soledad, Doña Tristeza, Doña Melancolía, Doña Dolor, ni Doña Angustia. Qué cobarde, me respondí enseguida, me amigué conmigo misma, me abrigué con un poncho de lana multicolor el tenue frío indeciso me dijo que aunque haya mil dificultades, le ponga calor y color a mi vida, eso hice me levante del banco, le agradecí por su prestarme su asiento, esta vez yo sonreí volví a mi casa, abrí las puertas y ventanas, cambié mi actitud me convertí en la heroína de una historia  eche  a todas las intrusas, las despedí para siempre.

El error fue mío  sin darme cuenta y por vivencias les di albergue a una intrusa o un intruso, claro que vinieron acompañadas… A veces sin darnos cuenta permitimos la entrada a quienes no fueron invitados, nos dejamos invadir. Darnos cuenta, no convivir con los que nos hace mal, nos daña, nos impide ser personas felices, de encontrarnos con todos esos intrusos que enferman nuestro cuerpo, mente y espíritu hay que buscar ayuda y si no los invito a sacarlos de sus casas y de sus vidas a los intrusos que se quieran robar nuestra vida, vuestros sueños, sus esperanzas, su proyectos, sus anhelos, como si usted no tuviera derechos de vivir muy bien en ésta vida, en vida, sano y feliz hoy y hasta que Dios disponga. Así de simple despida a los intrusos y viva la vida.

Que la Divina Gracia les conceda sus deseos de vivir en paz con salud y trabajo. Namaste!

Retrospectiva

Aquí estoy, haciendo un repaso rápido a todas las vivencias, reflexiones y hechos acontecidos en resumen ¿Al Pasado?…

A veces lo escrito, supera a la imaginación y todos sabemos que hay cabecitas donde la imaginación es un campo muy fértil .

Varios acontecimientos sucedieron en mi vida , como seguro pasó en la tuya muy buenos, buenos, espectaculares, regulares, inolvidables y el peor mejor olvidar, pero del peor aprender a distinguir lo positivo y lo negativo para no volver a incurrir en él.

Yo de mi parte te deseo que haya habido cambios muy positivos en tu vida. Que sigas tu camino en perfecto estado y armoniosamente.

Pero la vida fluye, como un caudal de río infinito, claro depende de las vivencias personales y también de las externas, me refiero al país en que vivimos, Argentina.

Y entonces caigo yo en cuenta y digo ¡Dios! ¡¿Cuanto hace que pasó esto?!

Cómo pasa el tiempo ¿verdad?

El tiempo, a modo de sugerencia, yo te pediría una cosa al respecto a este momento, si este instante TU tiempo, que le des el valor que se merecen ambos!

Tú por favor, agradece si compartes tu vida con alguien, ve y dile: ¡gracias y un te amo!

Si tienes niños abrázalos y hazle saber cuánto los amas, ¡díselo!

Prosigue así con tus demás seres queridos, regálate al espejo una sonrisa y regala sonrisas por doquier y siempre de tu boca salga un generoso ¡Gracias!

Yo se que la situación adversa que vive aun hoy nuestro país, hace que se viva en permanente estado de tensión y que lamentablemente, esto impacta directamente en el seno de nuestros hogares y sus causas quien mas, quien menos los padecen ej: Situación económica, inseguridad, política obsoleta, cambios sorpresivos y todo lo que vives diariamente aquí lo dejaremos porque no necesitas que nadie te lo recuerde.

Solo quiero que cuando sientas que todo te supera , te tomes TU tiempo ese revívelo , lo recuerdas? Cuando dijiste : Te Amo , Te quiero hijo/a, Mamá, Papá los quiero. ¡Gracias! Amo mi casa, mi refugio, quiero a mis amigos incondicionales los que están en los bueno momentos y también en los otros homenajéalos y di gracias por compartir esta estadía conmigo! En suma el universo de tus afectos.

Este espacio en el tiempo que Dios nos regala, para sosiego de nuestros corazones, pero también para que tomes conciencia de su presencia, el nos concede el tiempo y ten presente que Dios, sabe tus necesidades, pero tú tienes que pedírselo, solo hazlo con devoción, confianza, y desde el corazón.

Luego agradécele y deja todas tus preocupaciones en sus manos, ten paciencia y espera.

Y si estas líneas te ponen triste porque te sientes solo/a o estás solo/a

Quiero que lo sepas, No lo estas! Dios y tu Ángel de la Guarda están contigo, ¡Invócalos! Y cuenta conmigo escríbeme tú ya sabes dónde encontrarme.

Que tu vida brille como el ¡sol!

Dios no permitas que nadie manosee lo que una vez fue el granero del mundo.

Flores & Gracias

Una tarde tomé un transporte público, el ómnibus estaba lleno,no cabía un alfiler sin embargo el ómnibus hizo una parada más, subió un hombre sacó su pasaje, levantó una mano donde transportaba un florero, con hermosos ramos de flores.

Alzó su voz para decir; flores vendo, flores vendo! Y no habló más, se acomodó él y su preciada mercancía. Yo estaba sentada, el destino lo colocó delante mío seguro para que hoy pueda contarles de él un hombre, sus flores su vestimenta color gris con aroma a soledad.

Desde que me crucé con su mirada, supe que no era un hombre común, nadie reparó en él y sus flores quedaron dentro del florero, él sostenía con una mano su mercancía y con la otra se sostenía del pasamanos para no caerse, equilibrio preciso .

Nadie le compró flores, mi vista se cruzaba con su mirada y también con sus flores,  yo lo observaba, cuando él instaló una sonrisa en su cara, pensé este hombre una vez fue bebé amado, en tiempo de juegos fue niño también amado, fue adolescente experimentando las primeras luces y sombras de la vida, también amado.

Llegó a adulto y aquí frente a mi veo un hombre vestido de gris con aroma a soledad, cansancio, con carencias afectivas, algo de descuido, recuerdos, vivencias de vidas presentes están instalados en su vestimenta, su rostro pálido, su barba blanca, sin embargo aún sonreía.

Y otra vez una mirada, le sonreí y sonrió, comencé a mandarle energías, lo aprendido en mi profesión. Reiki, su sonrisa se agrandaba, vi paz en su mirada, el color gris ya no lucía, yo feliz al ver esos ojos, supe en ese instante que él diría unas palabras al bajarse… no me equivoqué.

En el ómnibus al avanzar a mi destino por suerte iba dejando a su vez a otros seres también a su destino, ya había más lugar, el hombre vestido de gris y sus flores recién ahora se hacían notar, algo había cambiado una sonrisa y mirada apacible le daba otro aspecto a toda su humanidad.

Un hombre adulto de aproximadamente unos 75 años vestido de gris se ganaba la vida a la voz de; flores vendo! Para bajar del ómnibus él se acerca a la puerta, hace sonar el timbre señal que llegó a su destino… entre cruzamos las miradas con tímida sonrisa y fue entonces que escuché las palabras, yo ya sabía que él la diría, se detuvo el ómnibus le dijo al conductor con voz gentil. ¡Gracias señor , Dios lo bendiga!

Fue entonces cuando repararon en aquel hombre con flores, vestido de gris con una sonrisa en la cara. Se produjo un silencio extraño entre las pocas personas que allí quedaban, una gran lección dejo este hombre al bajar, dio gracias por su viaje, que el pago, y aunque nadie le compró un ramo de flores. Gracias a Dios yo pude reparar en él, en la senda de su alma por varios minutos recibió toda mi atención y cariño, sin conocerlo, a veces se puede reparar, dar amor tan solo con una mirada profunda, como seres humanos de igual a igual.

El hombre de gris hoy se ganaba la vida vendiendo flores en un ómnibus, mañana yo no sé tal vez sea yo quien me gane la vida vendiendo flores, quizás suba a tu transporte me veas, me mires, me regales una sonrisa amorosa, enviándome energías para llegar a mi hogar con el corazón en paz y despojarme del color gris, gracias a ti luciré otro vestimenta, color verde de  esperanza, de sanación más un abrigo amoroso color rosa, hoy otro ser me prestó su atención, por un momento volví a sentirme querid@ mi alma fue acariciada, mi espíritu sentío gozo.

Al hombre de mi relato, donde quiera que esté le dejo mi cariño y afecto en un día muy especial que Dios lo proteja y se encuentre muy bien, que ojala lo vuelva a ver, haré lo mismo unos minutos bastarán para darle energías de sanación y sonrisas con mirada de paz.

Flores & Gracias!

Que Dios los bendiga abundantemente, que la compasión por el prójimo sea la primera premisa entre todos los seres humanos que habitamos el Universo.

Gratitud infinita para todos.

Argentina  06/04/2012

Caminos de Idas & Vueltas.

Caminos …

Tao : en Chino

Street : en Ingles

Rue: en Frances

StraBe: en Aleman

Strada: en Italiano

De asfalto, de adoquines, de tierra, todas tienen un ida y vuelta. Mano o contramano es decir, ida y vuelta, claro depende de uno ambas decisiones en el camino, la elección es nuestra el ida o vuelta. 

No importa cuanto pueda costar tu vuelta y poco importa si tienes que regresar sobre tus pasos, todo depende de uno del apuro o su circunstancias. 

No importa cuanto pueda costar tu vuelta, mientras caminas observa, contempla el paisaje admira la naturaleza, si te cansas, descansa. Si necesitas un apoyo pide permiso a un árbol, elige una rama firme, este será tu bastón de apoyo mientras caminas, no importa cuanto tardes en llegar, lo mejor es que decidiste volver sobre tus pasos de un camino que supuestamente tenia una sola mano, ida. 

Hay caminos de antaño ya conocidos, hay caminos nuevos por recorrer, siempre hay nuevos caminos por recorrer en todo momento y en cualquier lugar. De todas maneras la decisión es nuestra, el camino y tiempo en el cual caminar. 

La satisfacción, la alegría de tu andar queda grabado en tu memoria, en tus retinas para siempre, recordar el camino que quizas un dia recorriste muy a prisa, ese camino que supuestamente tenia una sola mano, del cual retornaste, de ese camino de ida y sin vueltas. Te doy las gracias por volver, porque vuelven los valientes, los que sin importar el que dirán, aunque tengas que volver una y mil veces de caminos de ida y sin retorno.

La vida siempre nos ofrece y brinda la oportunidad, la posibilidad junto al sentido común para darnos cuenta que nada está perdido, cuando se tiene esperanzas y voluntad de que ningún camino nos puede perder, pues hay miles de caminos por recorrer. 

Concédete tu mismo la aventura de recorrer rutas, caminos, senderos, callecitas, pero nunca permitas que nadie te diga; estás camino de ida. Esto compruebalo tu mismo, disfruta y goza de tu viaje por tu propio camino.

Disfruta y hazle saber a quien desees, estoy muy bien volviendo sobre mis pasos porque no me he dado cuenta, no preste atención al cartel que decía; Ida! Que puedes ir cuando quieras, como así también regresar cuando quieras, caminando bajo el sol, sentarte bajo la sombra de un árbol solo para posar la vista sanándote, mirando el cielo agradeciendo al universo por su gracia divina y todo el amor que regala a su paso.

Que gracias a Dios te haz dado cuenta, que te puedes equivocar, regresar sobre tus pasos, que tienes voluntad, fortaleza, confianza en ti mismo, que tienes fe, que siempre volverás de los supuestos viajes de ida y sin vueltas. 

Así como la vida tiene idas y vueltas, un antes y un después, mientras haya vida y voluntad tratándose de caminos, viajes o en la vida misma todo es posible, siempre depende de cada uno de nosotros, sin embargo bien sabido es que algunos necesitan palabras de aliento, apoyo, contención en lo que necesite el ser; un sigue, no te rindas! No un empujón para lanzarnos al piso, eso nunca lo permitan!

Permitete a ti mismo, tu puedes elegir tu propio camino, si te equivocas vuelve a comenzar las veces que sea necesaria, si te caes, vuelve a levantarte, sigue caminando, avanza a tu ritmo, no permitas que nadie te detenga, que nadie te subestime, te avasalle, te abrume, te desanime por ninguna razón, que el otro crea poseerla, tu también razonas, no lo olvides! 

Si no pueden solo/a, busquen un apoyo, aquí en la tierra, amigo, familiar o miren  el cielo all´ puede estar un ser querido que ya no esta en esta tierra, saben? Puede ser a ella/ el que puedan recurrir, vuestro propio ángel que los guía desde el cielo. Su propio ángel de la guarda los espera, lo tienen lo sabían ? Pídanle su ayuda, existen! Busquen ayuda profesional que pueda orientarles también en lo que necesiten, por ultimo no se desesperen, quien sabe hasta el amor de sus vidas los puede estar esperando en ese camino de ida y sin retorno. 

Que sean muy felices con lo que tengan hoy, mucho o poco, no importa, sigan caminando!!! 

Entre Mantas

Me voy a acostar ya son las diez, cubro mi cuerpo con varias mantas.

El frío sin piedad ni permiso se mete en la cama.

Comienza a rodar un película en mi mente ¿quién lo dirige no lo sé?

Me parece que es para adultos ¿ Será porque yo soy adulta ?

Presto atención a las imágenes, como así también al palpitar del corazón.

Según las imágenes , el corazón late suave, acompasado o agitado.

Se cuelan las vivencias familiares de no hace mucho tiempo atrás.

El murmullo en silencio susurra; ¡Así debería haber sido tal situación !

¡Así debiera sido el momento aquél, el mejor para todos!

Entonces salen a escena los protagonistas principales de la película.

Y con ellos los recuerdos, la añoranza y entonces  a viva voz le cuento al Señor

Cuánto los extraño a él , a ella, a ellos.

El corazón se agita y avisa ¡ten calma por favor !

Escucho el pedido y bajan los latidos, mientras me digo; ¡respira!

Sin invitación alguna se asoma por  las mejillas lágrimas, no las puedo parar.

Comienzo a rezar por todos los ausentes, también por los presentes.

Entre las agüitas de mis ojos, imágenes de ausencias amadas el sueño se asoma.

Y así pasa una noche más, muy fría en compañía de mantas una película repetida, lágrimas de noches, un corazón valiente y plegarias al Señor acompañándome

Hoy volví a despertarme, de nuevo veo el sol , agradezco por éste día al Señor .

Le pido con fervor oh Señor que ésta noche yo no vea la película de anoche

Porque aún conservo la esperanza de ya no ir a la cama con film de añoranzas, con recuerdos de ausencias, que llegue el sueño apacible, con plegarias de alabanzas, el corazón latiendo feliz en mi cuerpo.

Con todo mi cariño para todos  los que se re-conozcan en éste relato, que juntos y entre todos los seres humanos podamos vivir en paz y armonía familiar . Que puedas dormir pensando que el sol que verás mañana es un regalo de Dios para todos , todos los días .

Gracias por tu tiempo, bendiciones para todas tus noches, tus días y toda tu vida, con amor donde quiera que estes estimado lector te encuentres muy bien, abrazos

Felicidad